viernes, 18 de agosto de 2017

¿Sabes a qué se llama Cactofilia? Lee este post!!!



Concepto de Cactofilia. Tipos de cactófilos
 
¿Qué es la Cactofilia?

En la actualidad existen decenas de miles o incluso cientos de miles de personas dedicadas a la colección de cactus en sus hogares y jardines con otras muchas sumándose cada día. Este creciente número de personas dedicadas a esta tarea provocó el surgimiento de la palabra Cactofilia, es decir, surge una nueva y fuerte atracción en muchas personas hacia los cactus que les provoca la necesidad de tener el mayor número de ellos posible en su jardín. Un aspecto que destaca mucho a la Cactofilia es su alto poder de contagio, es decir, un coleccionista de cactus es capaz de introducir en el mundo del coleccionismo a otra persona con solo enseñar su colección y hablarles un poco respecto a estas plantas. Este elevado contagio es provocado por la gran cantidad de especies e híbridos de cactus que se ofrecen en el mercado, el fácil cultivo de la mayoría de las especies y las floraciones extremadamente bellas que presentan. La presencia de esta filia es muy común en países desarrollados aunque su expansión es global.

Coleccionismo de cactus, Cactofilia


¿Cómo se le llama a la persona que posee Cactofilia?

A los que presentan esta filia se les conoce como cactófilos o cactófilas en dependencia del género.

¿Cómo detectar a un cactófilo o cactófila?

Reconocer a una persona adicta a los cactus es muy fácil siendo evidentes las siguientes características:

- Presentan una colección en su hogar o jardín con todas sus plantas etiquetadas.

- En la colección es probable que observes numerosos frascos tapados por láminas de nylon translúcido, es decir, semilleros.

- Sus celulares presentan más fotos de cactus y flores de estos que fotografías personales. Estos celulares parecen galerías de jardines botánicos.

- Siempre buscan en foros, amigos coleccionistas u otros medios a personas con las cuales intercambiar plantas, semillas o esquejes de cactus para aumentar la colección.

- Si conversas con la persona y abres un tema sobre cactus, es probable que hablen por horas.

- Prefieren visitar jardines botánicos y emprender excursiones a sitios naturales donde habiten cactus que ir a la playa u otras opciones recreativas.

- Por lo general siempre están dispuestos a compartir contigo algunos esquejes de sus plantas para incentivarte a empezar tu propia colección.

Tipos de cactófilos

Existen varios tipos de cactófilos que en dependencia se su grado de adicción puede ser dañinos para la Naturaleza. Nosotros los clasificamos en tres categorías A, B y C 

Categoría A:

Son aquellas personas que obtienen estas plantas desde viveros especializados en el cultivo de cactus o producto de intercambios con otros coleccionistas. Estas personas también gustan de visitar zonas naturales donde crecen cactus para fotografiarlos solamente.

Categoría B:

Esta categoría la comprenden instituciones científicas y coleccionistas más experimentados que participan conjuntamente en la conservación directa de las especies en sus hábitats naturales. Dichas instituciones y coleccionistas particulares cultivan numerosas especies en peligro crítico de extinción para luego introducirlas en sus hábitats naturales.

Categoría C:

En esta categoría se encuentran aquellas personas que de forma irresponsable toman cactus de sus hábitats naturales para incluirlos en sus colecciones o venderlos de forma ilícita. Este grupo de personas son las principales causantes de la desaparición o futura extinción de muchas especies de cactáceas en el mundo.

Esperamos que si coleccionas cactus te encuentres en una de las 2 primeras categorías.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

martes, 15 de agosto de 2017

Manual básico para el cultivo de Lithops en casa



Manual básico para el cultivo de las populares piedras vivas, plantas del género Lithops. Fotografías de dos especies de nuestra colección.

Las plantas del género Lithops son plantas suculentas de pequeño porte de la familia Aizoaceae. Este grupo de plantas son muy populares en la jardinería mundial encontrándose al menos un individuo de este género en miles de colecciones. Son principalmente atractivos por la forma de sus hojas que imitan a rocas, coloraciones muy variadas en la superficie de sus hojas y su elevada tolerancia a las sequías y bajas temperaturas. En la actualidad existen más de 100 especies descritas y cientos de híbridos y cultivares que se ofertan en el mercado para los amantes del coleccionismo. En algunos sitios se les conoce como cactus piedra aunque realmente no son cactus (estos pertenecen a la familia Cactaceae). En este post queremos brindarles consejos de cultivo básicos para el mantenimiento de estas plantas en el jardín.

Lithops sp, Planta piedra


Consejos básicos para el cultivo de Lithops en casa

Iluminación:

Este grupo de plantas tolera perfectamente el cultivo a la sombra del interior de los hogares aunque el crecimiento de las plantas será más alargado, con menos pigmentación y menos atractivo (ligera etiolación). Se recomienda exponerlas al sol de primeras horas de la mañana y finales de la tarde porque el del mediodía los quemará sin problemas. En estaciones extremadamente cálidas se deben mantener protegidas bajo mallas de sombreado. En países tropicales muy calurosos hay que tener mucho cuidado con el sol debido a que el calor puede ser intenso incluso en las primeras horas de la mañana; en estos países se deben cultivar obligatoriamente bajo luz solar filtrada y nunca expuestos directamente al sol.

Temperaturas:

Las piedras vivas poseen un amplio rango de tolerancia en cuanto a las temperaturas ambientales. Existen especies que toleran temperaturas inferiores a los -5°C si el sustrato está totalmente seco. El rango óptimo para estás plantas está entre los 15-30°C. También son muy resistentes al calor intenso llegando a sobrevivir a más de 40°C.

Sustrato:

Casi completamente mineral para estas plantas. No toleran una elevada concentración de materia orgánica en el sustrato debido a que esta retiene la humedad mucho tiempo provocándoles la muerte con el tiempo por pudrición. Nosotros recomendamos una mezcla de arena gruesa de río , grava muy fina (o pomice), mantillo de hojas y de muy poca materia orgánica mezclada con trozos de carbón vegetal (menos del 10% de la mezcla). Estas plantas requieren un drenaje perfecto donde se observe que el agua drene en pocos segundos y por ello se recomienda tanta arena gruesa en el sustrato.

Frecuencia de riego:

El riego en estas plantas es completamente diferente a la mayoría de las suculentas que se cultivan actualmente. Los errores a la hora de efectuar el riego y cuando hacerlo son los principales problemas de los coleccionistas que traen consigo la pudrición de muchas de estas plantas. Para realizar un riego perfecto debemos respetar por completo el ciclo vegetativo de la planta donde existe un periodo de crecimiento (estaciones donde predominen temperaturas generalmente frescas a cálidas) y otro de latencia (estaciones frías). El riego en temporadas frías (época de latencia) es mortal para ellos y por esto se recomienda suspender por completo esta tarea durante estos meses. En época de crecimiento se debe regar solo cuando las hojas se vean ligeramente arrugadas y se tornen un suaves cuando las presionamos delicadamente. De esta forma nunca se pudrirán. Nosotros recomendamos efectuar el riego a finales de la tarde porque si se riega cuando existan temperaturas superiores a los 35°C, las raíces se queman. Las etapas de latencia y crecimiento también pueden variar en dependencia del comportamiento del clima durante todo el año y por esto muchos recomiendan regar cuando la planta misma de señales de necesidad de agua.

Lithops bromfieldii var. insularis desarrollando una muda doble. Piedra viva 

Lithops bromfieldii var. insularis desarrollando una muda doble. Piedra viva


Humedad ambiental:

La humedad siempre inferior al 55% para evitar pudriciones repentinas. No pulverizar nunca estas plantas ni en los días más calurosos.

Plagas y enfermedades:

Son atacadas principalmente por cochinillas y ácaros. Son muy susceptibles a numerosos productos químicos que se utilizan frecuentemente como plaguicidas y por esto debemos tener mucho cuidado a la hora de aplicarlos. Algunos autores recomiendan solo fumigar con plaguicidas que contengan Imidacloprid. Las demás patologías que se pueden presentar en estas plantas están 100% asociadas a errores de cultivo.  

Multiplicación:

Se realiza fundamentalmente a partir de semillas aunque plantas muy grandes se pueden separar como método de reproducción asexual. Las semillas deben ser sembradas luego de los 12 meses de colectadas para obtener una buena germinación. 

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales: